Las industrias crean escasez, el propósito genera abundancia

Autor: Francisco Palao (Purpose Alliance founder & Purpose Launchpad Master Trainer)


Estamos viviendo un punto de inflexión en la humanidad. Cada vez más, las personas y las organizaciones están más orientadas a un propósito, lo que está transformando el mundo en el que vivimos. En este post describo la evolución que han tenido las organizaciones y cómo los ecosistemas orientados a propósito conectan a las comunidades con la abundancia, para crear un impacto masivo.



La fuerza del propósito


Todos estamos aquí para crear algo que no existiera antes de haber nacido.


Tanto las personas como las organizaciones necesitan dotar de sentido a su existencia. Necesitamos hacer cosas que nos hagan sentir vivos, que nos hagan creer en lo que hacemos, que nos hagan sentir que aquello que hacemos tiene sentido.


Ya lo decía Simon Sinek en una entrevista reciente, “El propósito de un automóvil no es consumir combustible. El propósito de una compañía no es hacer dinero. El propósito de un vehículo es transportarnos a un lugar. Y el propósito de una compañía es conseguir algo, avanzar en una causa mayor que contribuya a la sociedad“.


También hacía referencia a la importancia del propósito Elon Musk en su famosa frase: “La vida no puede ir solo de resolver un problema tras otro problema. Debe de haber un motive que te haga levantarte por la mañana, con ganas de estar vivo“.


Mi propósito personal es "evolucionar a la humanidad" y, siendo el propósito un tema tan relevante para todos nosotros, es por lo que decidí en su momento escribir el libro Propósito Transformador Masivo con Ángel María Herrera, donde abrimos a la comunidad la herramienta MTP Canvas para facilitar a las personas y a las organizaciones encontrar su propósito y dar sentido a su existencia.


De hecho, estamos viviendo un punto de inflexión en la humanidad. Cada vez más, las personas y las organizaciones están más orientadas a un propósito, lo que está transformando el mundo en el que vivimos.



Ecosistemas orientados a un propósito


Las compañías tradicionales operan bajo un modelo de negocio basado en la escasez, ofreciendo un servicio o producto escaso, en un mercado que tarde o temprano se convierte en un océano rojo donde la competencia genera una guerra de márgenes que termina consumiendo la industria.


Hace unos años, comenzó a surgir un modelo de organización diferente. Las organizaciones conectadas con la abundancia, cuyos modelos de negocio aprovechan este nuevo entorno. Por ejemplo, las empresas de energía y, más concretamente, las empresas que producen placas solares, ya que conectan con la fuente de abundancia de energía primaria (el sol) y ofrecen productos basados en esta fuente de abundancia.


Algunas organizaciones tienen el deseo de tener un alcance global, y es aquí donde surge la Organización Exponencial, que conecta con la abundancia y la gestiona de un modo que escala de manera exponencial. Por ejemplo, AirBnB que conecta con una abundancia de alojamientos y hoy en día ya es la cadena de hospedaje más grande del mundo (sin ni siquiera tener un solo hotel en propiedad).


Pero hay organizaciones que han ido más allá del crecimiento exponencial en una industria determinada. Hay organizaciones que han entendido que el concepto de industria genera escasez y que ya está obsoleto ¿A qué industria pertenece Google? ¿A qué industria pertenece Apple? A ninguna, y a muchas al mismo tiempo. Estas organizaciones se han convertido en ecosistemas orientados a propósito.


En el pasado, Apple era una empresa centrada en la industria de los computadores. Y eso es lo que hacían, vendían computadores a sus clientes. Ahora, Apple, se ha transformado en un ecosistema centrado en un propósito: “Empoderar la exploración creativa y la autoexpresión”. Y alrededor de su propósito han creado una serie de productos, servicios y compañías que ofrecen valor a sus usuarios. Apple sigue ofreciendo computadores, pero también teléfonos, relojes, aplicaciones, música, contenidos online, y mucho más. Apple se ha convertido en un ecosistema centrado en un propósito, y no en una industria particular.



Los ecosistemas orientados a propósito atraen a comunidades de personas alineadas con su propósito, que dejan de ser clientes de una empresa centrada en una industria, para convertirse en usuarios de los distintos servicios que ofrece el ecosistema.


Los elementos más importantes de este tipo de modelos de negocio basados en un ecosistema son:

  • El propósito, que es la razón de ser del ecosistema y de todo aquello que sucede dentro del mismo. El propósito está en el centro del ecosistema, y da forma a todo lo demás con el objetivo de generar un impacto masivo.

  • La comunidad, que son aquellas personas y organizaciones alineadas con el propósito y ayudan de un modo u otro a que se haga realidad. La comunidad es la membrana del ecosistema, y cuanto mayor sea, mayor será su impacto.

  • El valor, que es generado por un conjunto de organizaciones, productos y servicios el ecosistema ofrece a los usuarios, para facilitar que el mundo en general y los miembros de la comunidad en particular hagan el propósito real.



Cuando entendemos este nuevo paradigma, podemos entender muchas de las cosas que están pasando hoy en día en el mundo. Esta es la razón principal por la que Tesla tiene una capitalización bursátil mayor que la suma de todos sus ‘competidores’ en la industria del automóvil. Porque Tesla no es una empresa centrada en el mercado del automóvil, Tesla es un ecosistema con un propósito muy claro: “acelerar la transición mundial hacia un modelo de energía sostenible”.


Comparar los coches de Tesla con los de cualquier otra marca (BMW, Audi, etc.) es como comparar a BlackBerry con el iPhone. Mientras que BlackBerry se centró en intentar mejorar su producto, Apple generó un ecosistema que incluía mucho más que solo un teléfono. Y esto mismo está haciendo ahora Tesla: lanzando una serie de productos, servicios y organizaciones alrededor de su propósito, para una comunidad creciente de usuarios vinculados con este propósito.



Creando un impacto, ¡entre todos!


Uno de los efectos más relevantes que traen los ecosistemas orientados a propósito es que el usuario, el miembro de la comunidad, tiene mucho más poder que antes. De hecho, cuando encontramos dos ecosistemas con propósitos similares, la competencia directa desaparece gracias a la interacción que se genera a nivel de comunidad.


La competencia que generan los mercados basados en la escasez es cosa del pasado. Los miembros de comunidades que viven su propósito de manera real, colaboran y pertenecen a distintas comunidades al mismo tiempo. Los usuarios de los ecosistemas orientados a propósito utilizan distintos productos y servicios de distintos ecosistemas poniendo en el centro lo que realmente importa: el propósito.


Veamos otro ejemplo, ahora con el ecosistema que ha generado Google, cuyo propósito es “organizar la información del mundo y hacerlo universalmente accesible y útil”.


Google ha creado una serie de productos, servicios y organizaciones alrededor de este propósito que ha atraído a una comunidad global compuesta por miles de millones de personas. Y son estas personas, es la comunidad, la que tiene el poder y utilizan estos productos y servicios en combinación con los de otros ecosistemas similares orientados a un propósito alineado al de Google.


Los usuarios de Google Search buscan en Wikipedia (cuyo propósito es “beneficiar a los lectores siendo una enciclopedia gratuita y accesible para todos”) o en TED (cuyo propósito es “expandir ideas que merezcan la pena”), y Google ofrece esta información en sus resultados de búsqueda. Los usuarios de Google Docs utilizan también los productos de Microsoft Word, Excel, etc. (y otros similares) a la hora de organizar su información en distintos tipos de documentos. Los usuarios de Google Calendar organizan la información de sus calendarios combinando la funcionalidad de otras aplicaciones similares como Windows Calendar, Apple Calendar, etc.



En definitiva, el propósito de google se está cumpliendo gracias al ecosistema que se ha creado alrededor de su propósito, y que incluye elementos y organizaciones externas orientadas al mismo propósito complementando el valor para la comunidad. Y lo más importante, los miembros de la comunidad pertenecen a múltiples ecosistemas al mismo tiempo, haciendo uso del valor que les ofrecen cada uno de ellos para crear un impacto masivo que se centra en la esencia de la unión de todos estos propósitos, que queda en el centro de todo, como puede apreciarse en la imagen anterior.


Las comunidades están compuestas de personas y las personas están en estas comunidades debido al poder del propósito y del impacto positivo (lo que incluye un sentido de responsabilidad) que éste puede implicar para el mundo.


El poder de las personas y de su propósito está consiguiendo que los ecosistemas que comparten el propósito colaboren sin ni siquiera necesitar un acuerdo de colaboración formal por parte de sus líderes. El poder del propósito está impulsando nuevos conceptos, nuevas maneras de hacer las cosas, nuevos modelos y enfoques bottom-up que están generando un mundo mejor.


En Purpose Alliance está ocurriendo algo similar gracias a nuestro enfoque de ecosistema orientado a propósito (“empoderar a personas extraordinarias para crear el futuro”), que está generando interacción con miembros de distintas comunidades que utilizan los distintos elementos de nuestro ecosistema (Purpose Launchpad, Purpose Evolver, Purpose Services, etc.) para hacer realidad sus propósitos, alineados con el nuestro.


Algunas de estas personas provienen de comunidades como Singularity University, (cuyo propósito es “educar, empoderar e inspirar a líderes a utilizar tecnologías exponenciales para solucionar los grandes retos de la humanidad”), a la que sigo perceneciento como antiguo alumno y en la que tuve la oportunidad de crear el primer proceso de aceleración de startups. Otro buen ejemplo es OpenExO (“Transformando el mundo para un mejor futuro”), comunidad a la que también pertenezco y donde también he realizado mi aportación diseñando el ExO Sprint y escribiendo el libro ‘Transformación Exponencial’.


Sin olvidar otras comunidades como Abundance 360 (“entendiendo y utilizando tecnologías exponenciales para transformar los negocios”), Ashoka (“dar formar a un entorno de emprendimiento social a nivel global”) o Women4Ipmact ("desbloqueando todo el potencial de las mujeres para un mejor mundo").


Todas estas comunidades están muy alineadas en propósito con la comunidad de Purpose Alliance y, de hecho, existen numerosas personas que pertenecen a más de una de estas comunidades al mismo tiempo, ya que lo que les mueve no es una industria, sino un propósito.


Desde aquí, animo a todas las personas que se sientan alineadas con cualquiera de estos propósitos a unirse todas estas comunidades y combinarlas de la mejor manera posible para que realmente podamos conseguir el propósito que todos deseamos, ya que propósitos similares pueden tener distintas maneras de expresarse, pero la esencia es compartida.


Lo importante no es ser el líder del mercado, sino contribuir a que el propósito se cumpla.


Si el propósito se cumple, todas las entidades que lo compartan habrán tenido éxito.


Si el propósito se cumple, todas las entidades que lo compartan tendrán más oportunidades.


Si el propósito se cumple, el mundo se convertirá en un mejor lugar para vivir. ¿Y quién no quiere que esto ocurra?


¡Creemos un impacto masivo, todos juntos!


Francisco Palao

Fundador de Purpose Alliance

Recent Posts

See All